Publicidad

Covid-19: Salud Pública aplicará multas por reuniones de más de 60 personas

Mediante un comunicado,  el Ministerio de Salud Pública ratificó la vigencia de la obligatoriedad de evitar aglomeraciones debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19.

Ante la constatación de reuniones que superen el límite de 60 personas y se extiendan por más de dos horas y media, las autoridades aplicarán sanciones que irán desde multas hasta denuncias penales.

Espacio contratado

Comunicado del MSP por vigencia de la obligatoriedad de no aglomeración

Recordamos a la población que, dado que continuamos en alerta sanitaria debido a la pandemia de la Covid-19, sigue vigente la obligatoriedad de no aglomerarse.

Las fiestas autorizadas son aquellas que se celebran en establecimientos habilitados, con un límite de hasta 60 personas, una duración máxima de hasta 2 horas y media (con recomendación de que sean fiestas infantiles) y el cumplimiento de todas las medidas sanitarias del protocolo correspondiente.

En los casos en que las autoridades públicas constaten la realización de fiestas en las que se pudiera poner en riesgo la salud de las personas por no cumplir con las normas establecidas se procederá a la aplicación de las siguientes medidas:

1. Multas (30 a 1000 UR: $ 37.142 a $ 1.238.070)

2. Clausura, de tratarse de establecimientos públicos o privados

3. Denuncia penal

Gobierno apela a la responsabilidad y la conciencia de todos los uruguayos para prevenir contagios de COVID-19

El Gobierno instó a la población a ser responsable para evitar contagios de COVID-19 en el país y explicó que podrá multar con hasta 1.000 unidades reajustables a quienes organicen actividades no autorizadas, además de realizar la denuncia policial y, si hay desacato, la denuncia judicial. Para el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, perder los resultados obtenidos por una fiesta “no es la opción de hoy”.

En una conferencia de prensa, Delgado subrayó que las fiestas no autorizadas, con una gran cantidad de personas, ponen en riesgo la salud de la población que todos los uruguayos tenemos que cuidar. Reiteró que los protocolos y su cumplimiento posibilitan la apertura de actividades.

Como ejemplo de la preocupación de las autoridades, rememoró que el 1.º de junio Costa Rica registró 1.056 casos de COVID-19 y Uruguay tenía 823, pero el 12 de setiembre Costa Rica contabilizó 53.969 casos y Uruguay 1.772. “Esto está controlado hasta que se descontrola, lo vamos administrando y acá no hay nadie curado hasta que no haya una vacuna”, estableció.

El secretario de la Presidencia señaló las fiestas como el mayor riesgo para la salud pública. “Perder lo que fuimos ganando por una fiesta, me parece que no es la opción de hoy”, consideró Delgado. El riesgo para la salud pública implica que el Gobierno nacional ponga todo el peso de la ley para aplicar los controles y las sanciones necesarias, lo que implicará multas, clausuras y denuncias penales. Remarcó que la situación es diferente a la de restaurantes o las fiestas infantiles, ambos con protocolos aprobados.

Publicidad

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

X